Empieza el año: Propósitos VS. Objetivos

By Pedro González Villalba | Coaching

objetivos-comercihabilidades

Y así, tras hacer dicho balance y sufrir principio de atragantamiento con las dichosas uvas, empezamos un nuevo año lleno de propósitos: dejar de fumar, ir al gimnasio, comer menos grasas saturadas, apuntarnos a un curso de inglés, cambiar de empleo, y un sinfín de deseos tan loables como –muchas veces- avocados al fracaso.

¿Tan difíciles son de cumplir en  realidad? ¿Estamos pidiendo la luna? En absoluto.

El problema está en que son buenas intenciones, nobles propósitos,… pero no Objetivos!!!

Y para formular bien los objetivos hay que trabajarlos. ¿Cómo?

Para empezar seguiremos los 4 pasos de enunciado:

  1. Verbo de acción (evitando el verbo “intentar”)
  2. Sobre qué va a actuar ese verbo
  3. Resultado final esperado
  4. Fecha de cumplimiento

Ej.: “Aprender (1) inglés (2) alcanzando un nivel alto (3) a 31 de diciembre de 2017”

…¿Y ya está? No. No es suficiente todavía.

También conviene que le pasemos el filtro SMARTER-UP (adaptación que me he permitido hacer sobre el original):

  • Específico (Specific): Cuanto más concreto sea el objetivo, más certeros serán nuestros pasos para alcanzarlo. No es lo mismo decir aprender inglés que hablar inglés, comunicarme con fluidez en inglés o poder dar una conferencia en inglés… Tampoco es igual decir “nivel alto” que obtener un Certificate of Proficiency in English.
  • Medible (Measurable): Que dispongamos de elementos claramente definidos para poder saber si lo estamos cumpliendo y cuándo lo hemos cumplido. En el ejemplo anterior, “nivel alto” no es claramente medible, pero un certificado C2 sí.
  • Ambicioso (Ambitiuos): Un objetivo se establece para salir de la zona de confort. Debe suponer algún tipo de reto.
  • Realista (Realistic): A la par de ambicioso, también debe ser algo que se pueda alcanzar. Debe haber equilibrio entre ambos conceptos.

Y ahí llega nuestra visión “realista” de las cosas. Y es que nuestro realismo se basa en lo que conocemos…

Si parto de un nivel básico de inglés, es posible que mi mente descarte de inmediato una imagen mía hablando con soltura con un neoyorkino en Times Square.

Si se me dio mal en el cole esta asignatura, pensaré que “no valgo” para ello…

Conviene descomponer el Objetivo Global en Micro-Objetivos para verlo de forma más realista, cercana y, por lo tanto, alcanzable: Si me propongo poder leer y comprender un texto sencillo en inglés de aquí a 6 meses, seguramente lo vea alcanzable.

 

  • Limitado en el Tiempo (Time Bounded): Fecha concreta. No es lo mismo decir “en el primer trimestre de 2016” que el 17 de febrero de 2016. Tampoco lo es decir “el lunes llamo al dentista sin falta”, que ponerse una hora concreta en la agenda para hacerlo.
  • Respetuoso con el medioambiente (Enviromental): No, amig@. No tiene que ver con salvar la selva amazónica! (que lo veo bien, ojo) Se refiere a que valoremos el impacto que va a tener en nuestro entorno. Si quieres perder peso, el objetivo no debe ser imponer una dieta rigurosa en tu casa y obligar a tus seres queridos a comer lechuga y zanahorias todos los días. Seguramente, el proceso para alcanzar el objetivo provocará algunos conflictos familiares.
  • Recompensado (Rewarded): En este apartado indicaremos los “para qués” -cuantos más, mejor- del objetivo. Son la gasolina que nos dará energía cuando bajen las revoluciones del motor, o cuando alguna barrera en el camino nos incite a abandonar. Preguntarte para qué lo haces es imprescindible si quieres tener motivos y, por lo tanto, motivación.
  • Único (Unique): Si eres cantante y te marcas como objetivo ser Michael Jackson estás llamado a fracasar. Él era único e irrepetible, como todos nosotros. Ser una estrella del pop ya es otra cosa. Si trabajas duro, tienes determinación, constancia y un cierto número de aptitudes (entre las que no tiene que estar cantar bien, necesariamente) puede que lo consigas.

Bien distinto es cuando decimos ser como alguien.

En realidad, nos referimos a alguna cualidad de esa persona: su capacidad de comunicación, su bondad, su heroísmo, o lo que sea que nos inspire. Eso es diferente, ya que todo se puede aprender aunque tengamos que hacer un gran esfuerzo para conseguirlo.

En ese caso, el enfoque sería: “quiero ser tan bueno tocando la guitarra como Paco de Lucía ”…pues ya sabes: practica 14 horas diarias.” Según sus palabras, él no tenía nada de especial salvo ese tesón.

 

  • Personal (en inglés también): Esto se refiere a dos cosas.
  1. Que sea un objetivo cuya consecución dependa de ti: “ser Director General de tu empresa” seguramente no depende solo de ti. Prepararte para ello sí, pero serlo está condicionado por otras variables que no controlas.
  2. Que sea tuyo, no de tus padres, profesores, mentores, etc.: No tener esto en cuenta es una de las principales razones por las que muchas personas abandonan el camino que inician en determinadas actividades (estudios, profesión, etc.).  y también es el desencadenante de muchas infelicidades.

Después de haber realizado este trabajo, viene el Plan de Acción para conseguirlo, pero esa es materia de otra entrada que publicaremos en breve.

Así pues, si quieres empezar el año con Objetivos bien definidos, dedica un ratillo (bueno, ya después de las fiestas) a enunciarlos y filtrarlos adecuadamente para tener muchas más garantías de éxito.

¡¡¡Que tengas un magnífico año!!!

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies