6 Pasos Para Adaptarte Bien A Los Cambios

By Pedro González Villalba | Desarrollo Personal

COMERCIHABILIDADES - 6 PASOS CAMBIO

Al inicio del nuevo año es muy común en las empresas que se pongan en marcha cambios, de mayor o menor calado, pero cambios, al fin y al cabo.

Algunos de esos cambios los lideraras tú y otros te vendrán impuestos. Puede que se produzcan las dos cosas simultáneamente: que el cambio te venga impuesto y, además, lo tengas que liderar.

Por lo tanto, lo recomendable es que te adaptes al cambio lo mejor posible.

Para ello, te voy a sugerir un proceso de 6 pasos que te puede ayudar a lograrlo de manera fluida, particularmente cuando te viene impuesto.

1# ACEPTA EL CAMBIO

Abrázalo, diría yo.

Mientras te estés resistiendo, refunfuñando, recordando que antes era todo más fácil o mejor, que no tiene sentido el cambio propuesto, etc., te vas a estar cargando -y recargando- de una energía negativa que no solo te va a impedir adaptarte a la nueva situación, sino que, además, debilitará tu sistema inmunológico y elevará tus niveles de estrés.

Reflexión: Si el cambio se va a producir sí o sí, y tarde o temprano vas a tener que sucumbir a ello… ¿realmente necesitas todo ese veneno en tu organismo durante el proceso?

Los cambios, si quieres verlo así, también son oportunidades para conocerse mejor, crecer, mejorar, ampliar fronteras, derribar barreras mentales, superar límites… todo depende de tu enfoque.

2# CREE QUE PUEDES

Hay miles de frases célebres sobre “el creer”, pero yo me quedo con estas dos:

“Tanto si crees que puedes como si no, estás en lo cierto” y “Creas lo que crees”.

Tal vez te resulte difícil abordar la nueva situación, puede que tengas que aprender a hacer algo que, de partida, no te apetece o te parece muy complejo.

Quizás te dé miedo enfrentarte a una nueva tarea o responsabilidad, o pienses que esta nueva misión o actividad no es para ti. . .

Estos pensamientos son lógicos -y humanos-. A todos nos cuesta salir de zona de confort.

Pero también sabemos que con el tiempo se alcanza una perspectiva diferente de las cosas y, cuando ya hemos recorrido un camino, miramos hacia atrás y los primeros pasos que se dieron se ven de una manera muy diferente a cuando estábamos comenzando a darlos.

3# ADQUIERE NUEVAS COMPETENCIAS

El cambio traerá parejo el aprendizaje de nuevas competencias casi con toda seguridad.

Y no recuerdo nada que haya aprendido en mi vida que no me haya servido para algo.

Implícita o explícitamente, consciente de ello o no, cada cosa aprendida queda en tu haber y la utilizas algún día en alguna circunstancia (aunque solo fuera para aprobar aquella asignatura que te permitió obtener un título)

Así pues, abre tu mente a lo nuevo, que el saber no ocupa lugar (al menos en el cerebro, que tiene muchísima capacidad 😉)

4# INCORPORA NUEVOS HÁBITOS

Se dice que tras repetir durante 21 días una actividad, la integramos como hábito.

Mi experiencia me dice que depende, pues hay cosas que necesitan algunos días más. . .

Lo que sí es seguro es que si integras nuevos hábitos tendrás una más rápida adaptación al cambio que si actúas de manera “intermitente”.

5# ACOGE EL FRACASO COMO PARTE DEL PROCESO

Como el cambio implica aprendizaje e incorporar esas nuevas competencias y hábitos, es altamente probable que no te salgan bien las cosas a la primera.

Fallar no es “un fracaso”, sino un resultado diferente al esperado, que forma parte del proceso de aprender. El “auténtico fracaso” es no intentarlo.

Y esto nos lleva directamente al sexto paso. . .

6# PERSEVERA

Nadie ha aprendido nada nuevo ni ha integrado un cambio sin aplicar esta máxima tan nuestra: “el que la sigue la consigue”.

Frecuentemente nos frustramos porque no nos salen las cosas en el plazo que nos gustaría, porque los resultados esperados no llegan, porque los procesos de cambio se alargan y dilatan en el tiempo.

Esto también es normal -y humano-, pero piénsalo: ¿Crees que Nadal ya jugaba a un altísimo nivel cuando empezó a practicar tenis? ¿Piensas que Microsoft tenía millones de clientes desde el minuto uno de su existencia?

¿Necesitas más ejemplos? Mírate a ti mism@.

Seguro que has logrado cosas con perseverancia y esfuerzo…😉

El primer paso -por eso es el primero- es el más importante.

Si no lo das, todo lo demás no va a funcionar, porque tu mente estará en “posición de defensa” la mayor parte del tiempo y, mientas te estés resistiendo, no avanzarás.

Provocarás que todo el proceso tenga un gran desgaste para ti y los que te rodean. Lo harás incómodo, complejo, frustrante y agotador.

Tú decides. . .

En el próximo artículo hablaremos de cuáles son las claves cuando tenemos que liderar el cambio y qué palancas tenemos que accionar para conseguirlo con mejores resultados y menos esfuerzo.

Gracias por tu tiempo, por leernos y por compartir!

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies